Esta historia basicamente trata del amor entre un vampiro y una semivampira, que por parte de la familia de ella no pueden estar juntos.



En el amor y la guerra todo vale, así que Edward y Carolina harán lo que sea por salir adelante... juntos.



Ruth y Eli.



13 oct. 2010

Cap. 6-Padre e hija(Opiniones diferentes;mentes iguales.)

Cuando salí de clases me dirigí al aparcamiento.
Mi Audi estaba aparcado muy cerca de la salida así que tuve que caminar.
-¿Estas mejor?-le oí decir.
No estaba detrás de mi ni siquiera cerca,pero lo oí igual.
-Supongo-susurre-,pero tienes que saber que no me dejan hablar contigo.
Se lo decía en un tono burlón,para calmar los ánimos.
-¿Y eso?-pregunto Edward.
Me pensé las palabras.¿Que le decía?¿Guerra de híbridos contra vampiros?
-Mi padre nos ha criado contra vosotros.Le caen mal los vampiros.
Lo busque.Estaba recostado contra su coche y me miraba.Y lo hacia como si estuviera perdido.
-Mas te vale estar ya en el coche.Tengo un hambre...-ese era Chase.
Mi lindo hermano Chase.
-Si,ya estoy aquí.Deberíamos dejar de hablar de esta forma-espere que Edward pillara que también iba por el.
Y lo pillo.Me sonrió de lejos y se giro hacia las escaleras,por donde venían sus hermanos.
-Uooooola,caracola-me sorprendió mi hermana.
La mire.Mi expresión decía:"¿pero que haces?".
-Elizabeth,¿que...?
Ella sonrió.
-Estoy contenta.Además un chico me ha hecho la misma broma la tercera vez que lo vi en el día.
Bufe.
-¿Y quien es ese chico tan ingenioso?-le solté con sarcasmo.
-Ese de ahí-me contestó mi hermana,señalando al supuesto chico.
No me lo podía creer.Era uno de los hermanos de Edward.Kyle,si no me equivocaba.Y entones,miro.
-Humm...-gemí y me lleve las manos a la cara.
-¿Que pasa?-pregunto.
Entonces aparecieron Chase y Ryan.
-Vampiros.Hacia mucho que no veía a uno.-contesto Chase.
-Ojala no fuera el momento de volver a verlos.
Yo puse mala cara.Edward me caía bien.
-Bueno,¿y si nos dejamos de tanta cháchara,subimos al coche y nos vamos?
Todos estuvieron de acuerdo.
-Hasta mañana,Carol-me dijo Edward,y metió la pata.




Llegue a mi casa y me puse ropa cómoda.

Al rato mi padre me llamo.Ryan le había contado.Y no le diría nada;había roto mi promesa.
El estaba en el porche,sentado en la mesita que habíamos pedido para el mobiliario de la casa.
Cuando estuve a 6 metros se viro hacia mi.
-Sientate conmigo,por favor-me pidió.
Me acerque a el y luego me senté en la silla continua.
Me miro y luego suspiro.
-Querida-"ya empezamos",pensé-,te he criado contra ellos.Lo sabes,fuiste de las primeras en saber que estaba bien para nosotros y que no.Los vampiros es una de las cosas que no.
-Pero,padre...-intente discutir,pero me acallo y siguió hablando.
-Dejame terminar.A veces pueden llegar a ser bastante persuasivos y te puedes crear una imagen de ellos totalmente diferente.Quiero protegerte no fastidiarte.
Me señalo con la mano para que procediera a hablar.
-El no hace eso.Simplemente estuvimos hablando un poco en clase y fuera ene l aparcamiento,de lejos,y no note ninguna influencia.Will-así le llamaba cuando me ponía seria-,nunca he pedido mucho,nunca me he quejado por nada,al menos dejame conocerlo mejor.Ryan ni siquiera me ha dejado tiempo para poder explicarme mejor.
>>Quiero tener amigos aparte de la familia-suplique-.Con ustedes me divierto,pero únicamente quiero conocer a gente con la que pueda hablar sobre mi situación.Con un humano no podría hacerlo,y no hay muchos como nosotros,y  ninguno en esta zona.Por favor,papa-lo vi casi rendirse-.Digues que mai has volgut fer alguna cosa que estava malament ...(Di que nunca has querido hacer algo que estaba mal...)-le dije en un fluido catalán.Era el idioma mas divertido para el.Y funciono;se rió-.I jo no parlaré més amb aquest noi(Y yo no hablare mas con este chico).
-Esta bien,pero no quiero que pases mucho tiempo con el.El olor de ellos es tan dulce que empalaga.
Ambos nos echamos a reír.
Cuando entramos en la casa,Elizabeth le pregunto si ella también podía hablar con los Pattinson.Era solo por Kyle;le parecía gracioso.Aunque eso no le hizo mucha gracia a Ryan,la verdad.Siempre ha sido un pelín posesivo con Eli...Mi padre la dejo,aunque con la misma condición que a mi: poco acercamiento.


Esa noche decidí salir e irme al bosque con mi hermano Chace.
-Deberías haberte mantenido alejada.
Le mire con mala cara.
-¡Oh!Venga ya;tu también,no-le dije.
El miro a la luna.Había luna llena.Las estrellas casi ni se veían.
-No intento echarte un sermón ni nada,pero solo te digo que Ryan se pondrá aun mas nervioso con el tiempo-parpadeo y luego realizo una mueca.
Luego yo también.El aire era una mezcla de olores dulces,y muy empalagosos.
Era Edward.Lo sentía en el aire.Era una dosis mas intensa de la que había olido en la puerta del aula de español.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hi!!*
Es cortito,lo se.Pero es que no se me ocurría nada mas para llenar y quería dejaros con algo de intriga...
Este lo ha escrito Ruth,una servidora y escritora XD,y ni siquiera me lo pensé lo escribí en el ordenador y listo...
Espero que os guste!!
                            Ruuth!!*
                                                              -Eli y Ruth-

10 sept. 2010

Cap. 5-Revelaciones y promesas.

Se alejo de mi figura y yo me aleje de su auto.
-No bebemos sangre humana,sino animal-contesto mirándome directamente a los ojos.
Eso era imposible.Yo no la bebía,ni la animal y mucho menos la humana,pero a mi se me hacia mas fácil,la comida humana no sabia tan mal (al menos para mi).Y lo de la sangre animal...no se me hacia raro por que ya estaba acostumbrada por mi familia,pero creíamos que eramos los únicos que hacían esa dieta.Bueno,ellos la hacen.
Únicamente fruncí el ceño.
-¿Que?¿No te sorprende?-me pregunto,divertido.
Le mire aun con el ceño fruncido.
-Mi familia también bebe sangre animal,no entiendo la razón del por qué debería sorprenderme.-Le conteste sabiendo que lo dejaría en blanco.
-Creíamos que eramos los únicos.
-Y nosotros.
Soltó una carcajada.
-¿Y bien?¿Por que todos vosotros tenéis los ojos azules?
-Sonara absurdo,pero como mi padre nació con los ojos azules,también es un híbrido,buscaba chicas con los ojos azules para que los bebes,osea nosotros,naciéramos con los ojos azules,igual que el.
El me miro sorprendido,y como era de esperar,asqueado.La mayoría de la gente no comprendia lo que mi padre hacia.
Aunque no dijo lo que esperaba.
-¿Y como sabia tu padre que ibais a nacer con los ojos azules?-dijo con verdadera curiosidad.
-No lo sabia a ciencia cierta,pero lo intento.Se baso en que su madre había tenido los ojos azules,y el también lo intento-entonces lo mire con los ojos bien abiertos-.Oye,pero de esto no se puede enterar nadie,a lo de mi padre me refiero.
-No se lo contare a nadie.
Ambos mirábamos el suelo con el ceño fruncido.El pensando en la forma de vida de mi familia y yo pensando en su dieta,ya que me sabia de memoria el estilo de vida de los vampiros,aunque el de el y su familia fueran diferente.
-Esto sera algo interesante para mi padre-dijimos los dos al unisono y nos reímos.
-Tengo que irme para que me den una aspirina-le dije al cabo de un rato.
-Te acompaño-contesto.
Entonces mi hermano Ryan apareció en el aparcamiento y se dirigía hacia nosotros.
-Creo que voy a necesitar mas de una-murmure.
Edward me miro extrañado.
-Carol-me llamo mi hermano-,yo te acompaño.
Asentí en su dirección y luego me gire hacia Edward.
-Sera mejor que vuelvas a clase.
El asintió y yo camine en dirección a mi hermano.
Cuando estuve lo suficientemente cerca me susurro:
-No se como has podido hacerlo.
Su voz sonaba dura.
-No me di cuenta hasta después de la clase.
-Y por eso estabais ahí los dos juntos ¿no?
Empecé la marcha hacia la enfermería.
-Simplemente nos cruzamos cuando me disponía a pedir unas aspirinas-le conteste.Y en mi mente añadí: "y simplemente me estas sacando de quicio".
Su rastro cambio enseguida y su expresión era de preocupación.
-¿Que ha pasado?¿Estas bien?Puedo llevarte en brazos si estas mareada  o lo que sea...
Me reí débilmente ya que no tenia ganas de que se enfadara de nuevo.
-Simplemente me puse a pensar demasiado en clase de gimnasia,y con el movimiento y con la cabeza echa un lío me maree un poco,eso es todo,tranquilo.
Suspiro y me lanzo una sonrisa de alivio.
-Oye,¿te puedo pedir un favor?
Asintió y su expresión era de "como si hiciera falta preguntarlo...".
Me adoraba y yo le adoraba a el,sol que,al contrario que con Chase,Ryan y yo siempre teníamos rifirrafes.
-Prometeme que no se lo dirás a Will.-Le rogué.
-Carol lo que has echo esta mal.Los vampiros son puros tramposos.Según papa los vampiros y los híbridos nunca nos hemos llevado bien-su mirada volvió a ser dura y por ese motivo desvió la mirada-.Se creen que siempre vamos buscando pelea y son a ellos a los que los Vulturis siempre acechan.
Puse los ojos en blanco.
-Por que las leyes de los Vulturis están echas solo para los vampiros y nosotros no tenemos por que respetarlas.
El me sonrió y su mirada era la de siempre,con su brillo perspicaz.
-Cierto.Bueno,te lo prometo si tu me prometes que te alejaras de el.
Le mire con una mueca extraña incluso para mi,haciéndole saber que con eso había un problema.
-Tengo clase de español con el los lunes y no se si tango mas clases con el a lo largo de la semana.
-Pues intenta no cruzar palabra con el-me dijo,aunque mas bien me ordeno.
-Esta bien,y gracias-le dije mientras le pasaba un brazo por la cintura para darle un triste abrazo,ya que los que nos solíamos dar hacían que,a veces,nuestros huesos crujieran,y el me paso el suyo por los hombros.
-No hay por que darlas.Y vamos,para que te den las aspirinas.
Y entramos en la enfermería.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hola!!Os ruego que perdonéis la tardanza.
Es que es verano y se nos va la olla...
También esperamos que os gusten las fotos...
Bueno,comentad,solo os pido eso.(L)
Ruuth!!*
                                        -Eli y Ruth-.

27 may. 2010

Cap. 4-Demasiado tiempo juntos.¡Peligro!

-¿Como no?Tenia que ser el.El fenómeno.-Escuche decir a Kevin cuando ya habíamos abanzado unos cuatro metros.No se como Edward no se molesto cuando Kevin soltó aquello.
-¡Hey!Edward-solo pronunciar su nombre hacia trizas mis sentidos-bajame.
Siguió caminando.
-Puedes oírme y lo se.¡Bajame ahora mismo!
No se si fue mi tono exigente o que,pero me soltó.
-¿A que te refieres con "puedes oírme y lo se"?¿Acaso crees que intento pasar de ti,por que te recuerdo que has sido tu la que ha querido parar cuando yo quería,me estaba preocupando,por llevarte a la enfermería?-Pregunto molesto,indignado.
Guau.Este chico no reparaba en gastar aire.
Pero yo también estaba molesta;nos podrían descubrir.
-Sabes muy bien lo que quería decir.¿Como es que sales de día?Si hubiera solo un resquicio en el cielo la luz del Sol podría hacer que tu piel pareciera...-no me salia la palabra.-Bueno que descubrirías a todos los demás.
Hubiera seguido criticándome,se veía en su rostro que no se había desahogado,pero mis palabras lo dejaron asombrado.
-¿De que estas hablando?
Estaba incomodo,se le notaba.Así que hice que se molestara un poco mas.
Empecé a caminar hacia mi coche.Cuando estaba a 2 metros del auto y a 7 metros de Edward,este me siguió.
Llego rápido,lo que,en mi mundo,era lo mas normal.Me agarro de las muñecas y me hizo dar media vuelta,quedando mi rostro contra su marmóreo cuerpo.Le mire a la cara para no empezar a delirar.Aunque,fuese el pecho fuese la cara,deliraria igual.Intentaba no cometer errores y tratarlo con indiferencia ya que era un vampiro y me habían criado en contra de ellos.
-¿Que?¿Ya lo coges?-Le pregunte.
-Explícalo.-Era un vampiro y era un lento.
¡Ja!
Le pase los brazos por el cuello,me puse de puntillas,sus labios rozaban mi frente,no sin estremecerme,y no por su temperatura,y,a fuerza,lo incline para poder susurrarle al oído con una voz que un humano no hubiera podido escuchar ni aunque estuviera detrás de nosotros:
-Se lo que eres.No le diré a mis hermanos así que no tienes que temer a que te maten.
Se rió.
-¿De que te ríes?-le dije mientras me apartaba.
A ese movimiento respondió cogiéndome de la cintura.
Me llevo hasta su auto,en volandas,me presiono contra la puerta del piloto,quedando yo entre esta y "mi vampiro personal",y,con la manos aun en mi cintura,se inclino y me dijo:
-¿Crees,sinceramente,que me intimidan o me pueden llegar a preocupar cuatro humanos que saben cosas sobrenaturales?-Cada vez me presionaba con mas fuerza,intentando intinidarme.
-Si crees que me va a doler lo que una vampiro me pueda hacer la llevas clara.Y,para tu información,si deberíamos intimidarte.No somos completamente humanos,pero eso no significa que tengamos menos fuerza.
Se enderezo pero dejo las manos donde estaban,en mi cintura.
-No eres una vampira y tus hermanos tampoco.Ardes,te relacionas con humanos sin tensarte y te has mareado.
-Soy mitad y mitad.Osea vampira y humana.
-Lo cojo.Así que sois aun mas raros que nosotros.
Nos reímos.
-Supongo,aunque eso me lleva a una pregunta: ¿por que tenéis los ojos verdes?-Había comprendido que sus hermanos también entraban en el juego.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hola,he subido lo que seguí y un poco mas de lo que era esperamos poder subir mas muy pronto.
Comenten.Las queremos.
                                                                    .-Eli y Ruth-.

1 feb. 2010

3.El descubrimiento

La hora del almuerzao fue un poco incomoda.El me miraba de reojo,mientras que yo,en un intento de averiguar que buscaba,le miraba directamente.
Cuando sono el timbre me dirigi a la clase de español.El profesor me mando a una mesa vacia.Mejor.La compañia de humanos no era mi fuerte.
Cuando me sente me puse a dibujar una cascada que habia visitado en un viaje que hice al Amazonas.
Entonces percibi que alguien se quedaba quieto en la puerta,miro algo,suspiro y luego,se encamino hacia su mesa.Pero para mi sorpresa el se sentaba en la misma mesa que yo,y me sorprendi aun mas cuando mire su rostro.Era el chico de la cafeteria el que no paraba de mirarme de reojo.
-Estupendo.-suspiro.
Sinceramente me ofendi,sino fuera por el echo de que el no sabia que lo escucharia le habria dicho un par de cositas.
Pero fui educada.
-Hola,le salude con voz dulce-.Me llamo Carolina Stryder,soy la nueva.
-Encantado.Soy Edward Pattinson.
Cuando hablo habria jurado que fueron angeles los que habian realizado esa tarea.
-Lo...mismo digo.-me bloquee en el mismo instante en el que mire esos intensos ojos verdes.
.Señorita Stryder-me llamo el prfesor,sacandome de mis cavilaciones-,¿estudio español en su antiguo instituto?
-"Si,en Londres daba clases particulares tambien para tener una buena formacion.Pasaria por española sin que nadie se diera cuenta".-le dije en un fluido español.
Sabia que me preguntaria mas cosas,pero hice que su cuerpo se alejara educadamente para no levantar sospechas.
-"Me alegro de tenerla en mi clase".-me dijo en español.
Asenti.
Me di cuenta de que Edward me miraba impresionado,sorprendido.
-¿Te molesta la competencia?-le pregunte con un tono bromista.
-"Nunca he tenido competencia.Sera divertido".-me dijo en un español aun mas fluido que el mio.
-Eso espero.¿Sabes?Soy buena en todo lo que me propongo.Podrias retirarte cuando quieras.
-Es un juego y en los juegos o se pierde-dijo mientras me miraba enarcando una seja-,o se gana.
Le sonrei.Estaba insinuando que seria yo quien perderia.Se notaba que no me conocia...
Me devolvio la sonrisa y mi corazon empeso a latir freneticamente.
Mire hacia mi cuaderno,un poco sorprendida,y el miro al suyo,aun sonriendo.
No me podia creer que un humano tuviera esa magnificencia,esa atractividad.
Paso la hora y deje los cuadernos en el escritorio.A lo mejor seria un chico educado y me los guardaria hasta poder darmelos.

En ese momento presenti que se acercaba a la puerta.Su olr era increiblemente delicioso,atractivo para mi paladar y el mejor perfume para el cuerpo de una mujer.
Me agarro del brazo.Tenia una piel fria,pero daba igual.
Esboce una sonrisa seductora.
-Se te han olvidado los libros.-dijo,mirando mi rostro,incomodamente a decir verdad.Se habia quedado tan sorprendido con mi sonrisa como el resto de los humanos.
-Gracias.-le respondi con fingida timidez.
-¿Estas bien?-pregunto de repente
-Si,¿por...?
-Estas ardiendo...
-¡Ah!Si,es normal en mi no te procupes.
Pero en verdad me halagaba su preocupacion por mi.
Noen tendi muy bien el porque pero se quedo atonito con lo que le acababa de decirle.Qizas a los humanos de por aqui no les gustaba que los rechazaran en cuestiones de ayuda.
-Bueno...,tengo que irme a clase.
-¡Oh!Claro,yo tambien.Ya nos veremos.-le prometi con una sonrisa.
A lo lejos le escuche decir:
-Ese olor no es normal.
No me lo podia creer.Era un vampiro.Otra opcion era que fuese un obsecionado con el olr pero no lo creia,no lo parecia.
No era justo.La prime ra persona queme cae bien en 48 años aparte de mis hermanos y resulta que es un vampiro.Seguramente los chicos de que venian con el en el coche tambien lo eran.
Hummm.
Pero lo que no me explicaba era que tubiesen los ojos verdes.Los vampiros tienen los ojos rojos o,como a nosotros nos ocurre tambien,negros cuando estamos sedientos.
Me moria de ganas de mandar a su cuerpo venir hacia donde yo me encontraba(el gimnasio),pero no podia seguir manteniendo contacto con el.Me habian criado contra los vampiros.
Todo daba vueltas en el gimnasio.Estaba tan mareada...Al final la histeria se apodero de mi y al pensar todo a la vez mi mente tuvo un cortocircuito,me fallaron las piernas y cai de bruces contra el suelo.
No tenia  ningun tipo de duda de quien se ofreceria para ayudarme a ir a la enfermeria para tomarme una aspirina,Kevin.Con el resivimiento que me habia otorgado...
"-¡Carolina!¡Ja!Estas conmigo en clase de gimnasia...¡guay!"
-¿Puedes dejarme aqui?Creo que si dejo de caminar un rato el mareo se pasara.-le dije cuando supe que el profesor ya no nostendria al alcance de su vision.
-¿Que le habra pasado?-susurro una voz angelical a la que habria reconocido en cualquier momento.
No,me dije a mi misma,no pudes acercarte a el.
Y me di cuenta de que ya se en contraba alli.
Yo me hallaba tumbada en el cemento de la acera y el de cuclillas a mi lado,exalando e inalando el aire que habia entre nuestros cuerpos.
-¿Que le pasa?¿Esta bien?-pregunto.
-Si,se desmayo o algo asi en gimnasia.-le contesto Kevin un poco tenso.
-Ay...Yo la llevo a la enfermeria,puedes marcharte a clase.
Y dicho esto me cogio en brazos,me acuno contra su pecho  y comezo a caminar.

31 ene. 2010

2. El primer encuentro (2ª parte)

Pero no tenía tiempo para estar fijandome en los alumnos que estudiaban allí.

-Vamos.-les dije a mis hermanos, quedaban solo diez minutos para que empezara la primera clase.

Solo tenía tres clases a la semana que coincidieran con el horario de mis hermanos. Y cómo no, hoy, lunes, eran uno de ellos.

Trigonometría, fácil. Era la mejor en mi antiguo instituto de Londres.


Elizabeth me estaba dando consejos sobre como parecer un humano, cuando de repente se alejo y comprendí que se acercaba uno.
 
De repente una mano me agarró del hombro.

-¡Hey!¡Hola!-dijo.

Era un chico bajo, pálido, el pelo castaño le caía hasta los hombros con el flequillo tapando unos ojos marrones chocolate.

-Hola-le dije tratando de parecer incómoda. Que a un humano, cuando es nuevo en un lugar, no creo que le guste que la gente aparezca de repente-,perdona, pero ¿te conozco?

-No lo creo. Tu eres una de los nuevos, ¿no? ¡Ah! Lo siento. Me llamo Kevin. Y tu debes de ser...¿Elizabeth?

-No, creoque me has confundido con mi hermana-dije entre risitas. Cuando viera a Elizabeth notaría las diferencias obvias,-Soy Carolina, Carol, si lo prefieres.

-Pues..., lo siento. Pero bienvenida. Espero conocer a todos tus hermanos.

-¡Ja! Bueno, tengo que ir a clase, ya nos veremos.

Me empecé a alejar cuando le escuché decir el voz muy baja:

-Espero que sea así.

Me reí, pero él no iba a poder escucharlo.

Cuando entré en clase mi hermana estaba en la mesa del profesor para que le diera una mesa.

-Menos mal- me dijo en voz baja-, creo que nos van a sentar juntas.

-Bien.

-Sois las hermanas Stryder ¿verdad?-nos preguntó el profesor.

-Si.-respondimos a unísono.

Nos indicó que fueramos a una mesa vacía que había en el fondo.

-¿Que quería?-me dijo mi hermana una vez que nos sentamos.

-¿Quién?

-El humano.

-Solo quería comprobar que era una de "los nuevos".-le dije mientras hacía comillas con los dedos.

Sonrió y yo con ella.

La segunda y la tercera hora transcurrieron con rápidez.

Cuando entramos a la cafetería todos y cada uno de los allí presentes nos miraron excepto los cinco alumnos que había visto esa mañana. Se sentaban en una mesa al fondo a la derecha, a 7'35 m exactamente, había otra con cuatro sillas.

Cogimos la comida, la pagamos y nos sentamos en aquella mesa.

En ese momento el del pelo castaño y con mechas rubias nos miró. Primero Ryan, Elizabeth, Chase y 

por último a mi. Se sorprendió mucho cuando me pilló mirándole y volvió el rostro. Era el más hermoso de los cinco.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No os olvideis de pasar por nuestros blogs :

http://jakeyness.blogspot.com/ : Eli

http://la-magia-sobrenatural.blogspot.com/ : Ruth

Seguid comentando porfa...

Eli y Ruth

2. El primer encuentro (1ª parte)

Toc, toc, toc...

-¡Carlonia, levanta!- me gritó mi hermano.

-Ya va.-le dije, mientras me pasaba la almohada por encima de la cabeza,

-Eso espero, sino tendré que levantarte yo.-me amenazó. Ese tono hizo que me pusiera en marcha.

Cuando bajé a la cocina, me preparé el desayuno: un zumo de naranja natural y un sandwich caliente.

El día era frío, pero para alguien que tiene la piel casi a 46º, no era un problema.

Nos costó solo diez minutos llegar al instituto dado que habíamos cogido un coche rápido y con turbo, el mío.

Al salir del coche, en el aparcamiento, todo el mundo nos miraba, nos dirigimos a dirección para que nos dieran el horario de las clases.

-¿Os puedo ayudar en algo?- preguntó una señora cuyos ojos tenían casi el mismo tono que su pelo castaño.

-Somos los Stryder.-le dijo Chase.

-¡Ah, si! Tenía vuestros horarios aqui mismo junto a un mapa del instituto, para que os acostumbreis.

-Gracias.-le dijimos mis hermanos y yo al unísono.

La mujer estaba sorprendida por nuestra belleza, pero al oír nuestras voces su pulso se aceleró más de lo normal.

Nos los dio y volvimos al aparcamiento dado que la campana no había sonado.

En ese momento entró al aparcamiento un flamante Volvo plateado. Cuando el coche se paró en una de las plazas pude ver mucho mejor al conductor y a sus pasajeros. Eran cinco. Todos eran pálidos y tenían los ojos verdes. Seguramente serían hermanos, porque todos eran muy hermosos, tenían ojeras muy marcadas y andaban con una elegancia que se igualaba mucho a la nuestra.

El que parecía el mayor, era alto y al parecer todo un levantador de pesas, sus biceps eran lo que mas destacaba de su figura, tenía el pelo negro y parecía divertirse por algo. El conductor del Volvo era el más alto. Tenía el pelo despeinado, castaño y con reflejos rubios. Aparentaba ser más joven y era menos musculoso pero igualmente, através de esa camiseta, se notaban los pectorales, los abdominales y los bíceps bastante marcados. Había otro chico igual de musculoso que iba de copiloto, era alto pero no tano como el chico del pelo despeinado ni el musculoso, estaba entre ambos, tenía el pelo castaño y liso, y los bíceps se contraían tan solo respirando. Las dos chicas eran más elegantes. Una era alta, y el pelo rubio y ondulado, le caía hasta la cintura. Era bastante hermosa. En cambio la otra era más baja que yo, que medía 1'65 cm, y era muy guapa. Tenía el pelo largo,liso y castaño, parecia tan fino que daba cosa tocarlo por si se rompia,aunque ella pasaba los dedos por el en ese momento.

Todos tenían unas vestimentas muy normales y elegantes.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno ¿que les ha parecido? Esperamos sus comentarios y sus ideas para este blog.

Eli y Ruth

24 ene. 2010

1. La llegada.

Era un sitio bastante acogedor, no podía negarlo.

Era todo muy verde y había bastante fauna para que mis hermanos se alimentaran bien.

La casa era grande, seis habitaciones, con un baño en cada una, un comedor amplio, un cocina separada por un amplio y corto pasillo, una sala de estar bastante grande y un patio donde se encontraba un banco conlgante, una especie de columpio. También había un garaje muy grande y eso ayudaba dado que cada uno tenía su coche, incluso nuestro padre, y algunos que otros más para ir de caza como unos humanos que van de turismo por el bosque.

La casa era de colores claros : celeste, malva, blanco...El marco de las ventanas era negro.

En frente de la casa había otra con tonalidades claras : blancos naranjas...

Se percibía gente dentro de ella. Movimientos bastante poco predecibles , suaves, pero para nosotros eso no era un problema.

¡Vecinos, genial! pensé con sarcásmo.

Odiaba que hubiera gente a los alrededores , Ryan tenía problemas para contenerse.

Lo primero que hice fue darme una ducha. Era tarde y lo menos que me apetecía era acostarme pegajosa por el sudor.

El agua caliente me ayudó bastante.

Al llegar a la habitación me puse mi camisón de satén rosa y me acosté. Me había enterado de que tendríamos que ir al instituto al día siguiente, así que era mejor ir bien descansada.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno esperamos que les halla gustado el capítulo y comenten mucho...
Bessooss
Eli y Ruth

22 ene. 2010

Epílogo.

Estaba harta de tener que mudarnos porque mi hermana no estuviera a gusto.


Nos dirigiamos a Whasington, a un pueblo llamado Forks. Sabía que era uno de los lugares más fríos: lo único que me gustaba. Me encantaba estar al Sol con la brisa fría de las Canarias. Aquí no habría mucho Sol, pero, al menos, había viento y de sobra.
Cogimos los coches y salí de allí la primera en mi Audi Coupé azul metalizado, y mis hermanos me siguieron.

Iba con mi padre como copiloto así que esperaba un viaje al aeropuerto muy divertido.